El Rotativo

Diseñadores emergentes, A-O Concept e Isabel Serrano, protagonizan la apertura de la VIII Semana de la Costura

Información e imágenes Lidia Pamplona y Erika Manso

La primera jornada de la VIII edición de la Semana de la Costura, celebrada en el Palacio de la Exposición de Valencia, acogió a los diseñadores de la manera más especial. El evento, organizado por el Gremio Artesano de Sastres y Modistas de la Comunidad Valenciana, arrancó con el emocionado agradecimiento a los diseñadores emergentes del Maestro Mayor del Gremio Artesano de Sastres y Modistas de la Comunidad Valenciana, Fran Tochena. Una primera jornada que fue inaugurada por los estudiantes del Gremio, los cuales fueron felicitados por su valentía y coraje al exponer sus diseños.

El encargado de inaugurar este VIII edición fue el diseñador Juan Teruel que se inspiró en las mujeres para crear su colección. Una muestra que transmitió, a través de sus prendas, un estilo elegante y femenino, con vestidos en los que destacó el color rosado, representando el empoderamiento de la mujer. Diseños caracterizados por formas simétricas y grandes volúmenes por la parte inferior y encorsetados en la superior.

Tras la colección de Teruel fue el momento de Paola Croquell con un estilo totalmente diferente presentando diseños juveniles caracterizados por un material que, actualmente, está en tendencia, el denim. Unos diseños que se distinguían por ser muy auténticos y destacaban por tener un estilo desenfadado con parches, crop tops y pantalones de tiro bajo, siendo uno de los aspectos más distintivos de su colección el uso de materiales reciclados, apoyando a la moda sostenible con el objetivo de fomentarla.

Junto a Teruel y Croquell también destacó la diseñadora Cristina Dasí con diseños con colores fuertes y primaverales como el verde y el azul y una propuesta de prendas muy ponibles como pantalones, gabardinas y tops. Unos diseños complementados con medias de colores reforzando el look y con coberturas en las chaquetas dejando entre ver la piel. Propuestas a las que le siguieron las de Nerea Zanon exhibiendo prendas más desenfadadas y divertidas caracterizadas por pantalones de cuadros inspirados en los 80 acompañadas de tops y figuras proporcionadas.

El cierre de los diseñadores emergentes lo pusieron Noelia Ruiz con unos diseños atrevidos y arriesgados, la mayoría de color negro, caracterizados por las trasparencias y el brillo incorporado en los accesorios como pañuelos en la cabeza o incluso en cinturones, así como los diseños de Ángeles Mañes con unos looks muy misteriosos y roqueros a través de los cuales mostró la sensualidad y elegancia de las modelos, bajo una máscara que acapara toda la atención.

Una vez finalizado el pase de colecciones de los diseñadores emergentes fue el turno de A-O CONCEPT con un arranque de colección de lo más sorprendente. El espacio global de alta costura de moda y belleza gestionado por Theo Garrido y Juan A. Del Río mostró una colección inspirada en el centenario del nacimiento de la artista Lola Flores denominada ‘100 Flores’. Unas prendas que surgieron de una reflexión: ¿Cómo se vestiría Lola hoy en día? Un desfile espectacular con un modelo principal, también bailarín, que creó la atmósfera perfecta para presentar su look, bailando y transmitiendo a los espectadores el significado general de la colección. Una propuesta que que dio paso a la primera colección nupcial de la jornada donde se mostraron vestidos largos de estilo clásico, con un toque moderno al que se le incorporaron transparencias y elementos distintivos, como lazos gigantes en diversos colores.

El broche de la tarde corrió a cargo de Isabel Serrano con su colección ‘Egipto’ y un estilo muy desenfadado. Sus diseños se caracterizaron por ser de dos piezas, blusa de tela parecido a la seda y pantalones holgados. A pesar de ser conjuntos muy simples destacaron los detalles como el material de las telas, el crochet. Otro elemento que se apreció fue la sencillez haciendo valer el “menos siempre es más”. La diseñadora apostó por el conocido look de oficina, siempre haciendo referencia a los telares que empleaban los faraones en Egipto y su artesanía.