#RepensarElMañana-Paul Mason: “Para poder crear hay que poder imaginar el futuro”

0
313

Redacción: Patricia Montañana / Imagen: Fundación Teléfonica

La Fundación Telefónica sigue organizando sus encuentros online, donde bajo el título #RepensandoElMañana y de la mano de Aitor Goyenechea, director de Comunicación Digital, Medios Sociales e Interna de Telefónica, para debatir en torno a cómo cambiará el mundo tras la pandemia del COVID-19. En esta nueva edición de estos encuentros el protagonista ha sido el escritor y periodista Paul Mason quien ha analizado la situación actual y apuntado alternativas democráticas para el futuro, tesis que ha recogido en su reciente libro ‘Por un futuro brillante’.

 “Para poder crear hay que poder imaginar el futuro, pero ahora tendría que incorporar el coronavirus” fue lo que apuntó el escritor al inicio de la entrevista. La crisis pandémica ha dejado una gran incertidumbre sobre cómo será la vida en los meses posteriores a la misma lo que hizo que Mason asegurase como “casi imposible pensar más allá del presente”.

En su libro desarrolla las tres crisis que se viven en la actualidad; la política, económica y tecnología porque “existen interconexiones entre todas estas cosas”, afirmó el escritor y periodista: “la raíz de todo problema es un modelo económico que no funciona. La solución a la crisis mundial no va ser otra que aumentar las deudas, dejando claro su postura ante la economía”.

“Es más fácil imaginar el fin del mundo que imaginar una economía sin mercado”.

Para Mason el problema tecnológico “es una crisis sobre la capacidad de la humanidad”, según ha explicado. La sociedad desconoce este problema a nivel global en la que las ‘máquinas poderosas’, entre ellas el Estado, impactan sobre la autonomía y las libertades humanas. Un planteamiento que defiende pero que no es óbice para considerar que la tecnología “puede liberar del trabajo e incluso liberarnos de las enfermedades”.

“Vivimos en un mundo en el que se acaba privatizando todo”, así ha descrito Paul Mason a la utopía que defiende la ‘derecha autoritaria’. Para Mason las utopías son peligrosas y ante esto “es mejor no proponer ninguna alternativa, resistir desde abajo”. Una idea que según el escritor queda reflejada en el lema “un no, muchos síes”.

“Nuestro único ‘no’ es el ‘no’ al neoliberalismo”

La crisis del neoliberalismo ha propiciado la caída de la producción, afectando a los estados más endeudados, golpeando la eurozona con sus ‘normas absurdas’ según cuenta Mason, quien considera que las respuestas para la difusión del neoliberalismo “se encuentran en los créditos para pagar sueldos e inversiones de cara al futuro. Hay que invertir así, soportando la deuda a largo plazo”, concluye.

Al hablar sobre le economía mundial, Mason destaca cómo ha operado EEUU monetizando la deuda, mientras que el Banco Central ofrece a la sociedad un ‘crédito puente del futuro’, es decir, crear dinero y gastarlo. Según el periodista, los gobiernos neoliberales no entienden que “hay que asumir el control de la economía. En los tiempos que corren, se debe nacionalizar las mercancías medias y que estas sean reguladas por el Estado”, destaca.

“La clave será un cambio de actitud, sobre todo de los banqueros y de la elite financiera”

Para que la producción mundial sea más sostenible, el escritor ofrece prestaciones y transferencias de beneficios sociales mediante el sistema fiscal, además de que las grandes empresas, como Amazon o Google paguen los impuestos que les pertenecen. No obstante, destaca que todo esto no es suficiente. “El siguiente paso es afrontar la crisis tecnológica del capitalismo” y para ello plantea medidas para desactivar la “bomba de relojería creada por el capitalismo”, lo que significa desde su punto de vista, nacionalizar los monopolios tecnológicos ‘gigantes’ fomentando los efectos de red y promocionando las cosas que son gratis mediante un modelo cooperativo. Además, en todos estos cambios que se vislumbran Mason atacar la asimetría de la información porque “puede que volvamos a reindustrializarnos, pero, no generara nuevos puestos de trabajo que requieran de mano de obra especializada”.

“la parte de mi visión que implica una automación tecnológicamente utópica es la parte que la socialdemocracia no entiende”

Para finalizar el encuentro también deja clara su postura ante la forma correcta de salir de esta crisis para la cual defendió la necesidad de “tener acceso a las cosas de las que dependemos” como es el caso de los Servicios sanitarios públicos, los cuales -en su opinión- deben ser bien financiados ante el futuro inmediato además de que se deben adoptar medidas sociales como, por ejemplo, un ingreso garantizado por parte del Estado, la necesidad de que este cubra el sueldo de la gente durante mucho tiempo, la asistencia social y la provisión de alimentos: “El Estado debe tener un papel mucho más importante en las vidas de las personas”, concluyó.