• Más de 100 alumnos franceses inician sus estudios de Fisioterapia en el CEU de Elche, atraídos por las referencias de antiguos alumnos, las escasas plazas en su país y el atractivo de conocer otra cultura

Las aulas, los pasillos y las cafeterías de los alrededores de la sede en Elche de la Universidad CEU Cardenal Herrera vuelven a oir estos primeros días del curso académico otras voces diferentes entre el constante rumor de los estudiantes. Hablan en la lengua de Voltaire, provienen de todos los pliegues de Francia y estarán cuatro años aprendiendo técnicas de fisioterapia, combinadas con toda la cultura y el ocio del Mediterráneo español. Son más de 100 alumnos franceses que se han incorporado a la Universidad CEU Cardenal Herrera en Elche, matriculados en primero del grado de Fisioterapia.

Gabriel Gayraud es uno de los más de 100 alumnos franceses que inician sus estudios en el CEU de Elche

“Pienso que España está bien para empezar en fisio y en Francia no puedo estudiarla porque es más complicado entrar”, asegura Paul, para quien salir de su país le permite “aprender un nuevo idioma y conocer nueva gente, aunque echo de menos a la familia y a los amigos”. Pese a esa añoranza, tiene claro cuál es su objetivo: “Salir de España con mi diploma de fisioterapeuta y la experiencia de conocer a otros estudiantes”.

Su compañera Marina juega con ventaja a la hora de haber venido a España. “Conozco a un amigo que estudia en el CEU de Valencia y me contó su experiencia. Además, estoy relativamente cerca de mi ciudad, de Marsella, y es un país que me encanta”, reconoce sonriente, al tiempo que recomienda salir del nido de confort que supone estudiar en Francia: “Es una buena experiencia porque conozco otro idioma, otra gente, y abrir a nueva cultura la mente”.

Aurorie Desaegher ha venido desde Burdeos para estudiar fisioterapia en el CEU de Elche

La decisión de estudiar en el CEU por la recomendación de otros estudiantes o alumnis franceses ha pesado en la decisión de muchos de los nuevos matriculados. Es el caso de Auriore, de Burdeos, a la que le gusta “cómo ha enfocado los estudios de fisioterapia el CEU para aprender el cuidado de la salud de las personas”, y en especial de los deportistas, que es lo que le gustaría dedicarse. Antoine, además de la experiencia de aprender un nuevo idioma también ha venido a la universidad “porque tengo una amiga en el CEU de Valencia y me lo ha recomendado”. O Alex, quien reconoce que ha tenido excelentes referencias de amigos que han estudiado en el CEU.

Otros, como Gabriel, lo hacen por tradición familiar, ya que su padre es fisioterapeuta y “porque además en Francia hay más limitación de plazas para estudiar esta carrera”. Para Clara esta situación también ha influido, pero asegura que el principal motivo de empezar sus estudios en el CEU es doble: “Muchos fisioterapeutas en Francia me dijeron que la formación en esta carrera en España es mejor que en mi país, se hacen más prácticas; y, además, el CEU permite hacer el primer año en francés.