El profesor Kruiper ha sido invitado a las aulas de la CEU UCH por la catedrática de Derecho Internacional, Susana Sanz Caballero, titular de la Cátedra Jean Monnet

Thomas Kruiper, de la Saint Louis University, durante su clase en inglés como profesor invitado en la CEU UCH.
Thomas Kruiper, de la Saint Louis University, durante su clase en inglés como profesor invitado en la CEU UCH.

Estudiantes de los Grados en Ciencias Políticas y Derecho y del Título de Especialista en Derecho Internacional y Derecho Europeo de la CEU UCH han recibido como ponente invitado a Thomas Kruiper, profesor de Ciencia Política de la Saint Louis University y del Instituto de Empresa. Investigador y asesor experto en el régimen de sanciones internacionales, tanto a nivel de Naciones Unidas como en el ámbito de la UE, en su conferencia impartida en inglés por invitación de la catedrática Jean Monnet de la CEU UCH Susana Sanz, Kruiper ha analizado las sanciones de Naciones Unidas en respuesta a guerras civiles.

Thomas Kruiper, que combina su labor académica con el trabajo de campo y el activismo en el ámbito de la seguridad colectiva como consultor de proyectos para ONGs y director de Liberia Monitors, ha presentado en la CEU UCH la base de datos que ha creado, denominada Sanctionable Offences Database (SOD). En ella analiza la trayectoria de Naciones Unidas en respuesta a guerras civiles desde 1990 en las que se han producido al menos 1000 muertes.

Usando datos provenientes de una gran variedad de instituciones de investigación tales como el Uppsala Conflict Data Program, el Índice del Fondo para la Paz en Estados Frágiles o el Correlates of War’s Composite Index of National Capability, la base de datos SOD de este investigador compara los casos en los que ha habido sanciones, con aquéllos en los que no las ha habido, sobre la base de las muertes en el conflicto, su duración, la fuerza o debilidad del Estado y los vetos silenciosos.

Entre sus resultados, Thomas Kruiper destacó en su conferencia en la CEU UCH que de las 58 guerras civiles acaecidas desde 1990, Naciones Unidas solo ha impuesto algún tipo de sanción en 18 de ellas, lo que representa un 31% de los casos. Esto significa que en el 69% restante de guerras civiles, Naciones Unidas no ha impuesto ningún tipo de sanción en aplicación del Capítulo VII de la Carta de Naciones Unidas (ni siquiera en virtud del Capítulo VI): ni embargo de armas, ni sanciones a productos, ni congelación de bienes, nada.

Seguridad humana, estabilidad internacional

Tras su análisis, el profesor Kruiper, de la Saint Louis University, reflexionó con los estudiantes de la CEU UCH sobre cuestiones clave en esta materia. ¿Por qué hay conflictos en los que Naciones Unidas impone sanciones y otros en los que no? ¿Hasta qué punto depende de razones basadas en la seguridad humana y en la responsabilidad de proteger o basadas en los intereses estatales y de mantenimiento de la estabilidad internacional del sistema de Estados soberanos?

Ante estas cuestiones, Thomas Kruiper concluyó que, aunque es cierto que las consideraciones de seguridad humana a veces llevan a adoptar sanciones tanto a Naciones como a la UE, lo cierto es que las consideraciones basadas en el mantenimiento de la estabilidad internacional y de los intereses de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas pesan más.

De hecho, según apunta el profesor de la Saint Louis University invitado por la Cátedra Jean Monnet de la CEU UCH, es más fácil que se aprueben sanciones en los conflictos que son más sangrientos y en aquellos en los que estamos más claramente ante un Estado fallido. Sin embargo, hay también muchas excepciones a esto, como los casos de Siria, Myanmar, Turquía y Sri Lanka, razón por la cual es difícil tildar la trayectoria de Naciones Unidas de coherente o alineada con valores humanitarios.

Además, si bien Estados Unidos y la UE responden claramente en mayor medida a las guerras civiles, lo cierto es que responden más frecuente y coherentemente a través de sanciones unilaterales. Por ello, en su ponencia en la CEU UCH, Kruiper recordó la frase de Mussolini ante la Sociedad de Naciones: “El régimen de sanciones de Naciones Unidas funciona muy bien cuando los gorriones gritan, pero no tanto cuando caen las águilas”.