La rectora subraya, en la apertura del curso, la consolidación de la CEU UCH como universidad internacional

564
  • 1 de cada 4 estudiantes procede de otros países
  • En los últimos cuatro cursos, la Universidad ha aumentado en un 16% el número de alumnos totales y ha duplicado los internacionales
  • Rosa Visiedo destaca como ejes del proyecto educativo del CEU la innovación y los valores al servicio del progreso social
  • Imágenes del Acto de Apertura del Curso 2017-2018.

“En el CEU ofrecemos a nuestros estudiantes un espacio de conocimiento desde el que aprender cómo vivir y cómo contribuir al progreso humano y a la mejora de nuestra sociedad”. Así lo ha afirmado la rectora de la Universidad CEU Cardenal HerreraRosa Visiedo, en el acto de apertura del curso académico 2017-2018, que se ha celebrado esta mañana en el Palau de la Música de Valencia.

El acto académico ha sido precedido por una Eucaristía oficiada por el Cardenal Arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares. En su homilía el cardenal ha recordado el papel de la Universidad en la formación integral de las personas, “que deben ser constructoras de una humanidad nueva y difusoras de una cultura de la vida, del amor y de la paz”.

El Gran Canciller de la Universidad y presidente de la Fundación Universitaria San Pablo-CEU, Carlos Romero, ha presidido la apertura de curso junto a la rectora de la CEU UCH. Les acompañaban en la mesa presidencial Josefina Bueno, directora general de Universidad, Investigación y Ciencia de la Generalitat Valenciana; el viceconsiliario nacional de la Asociación Católica de Propagandistas, Andrés Ramos; José Manuel Amiguet, secretario general y vicerrector de Comunicación de la CEU UCH; el vicerrector de Ordenación Académica y Profesorado de esta universidad, Gerardo Antón; y el autor de la Lección Magistral, Gonzalo Rubio, profesor de la Facultad de Derecho, Empresa y Ciencias Políticas del CEU.

Una universidad verdaderamente internacional

“Somos ya una Universidad verdaderamente internacional, en la que 1 de cada 4 estudiantes de grado procede de otro país”, ha asegurado Rosa Visiedo. La rectora, que se ha mostrado muy satisfecha por el incremento de estudiantes (un 16% más en los últimos cuatro años, con un total de más 11.400 alumnos, de los que 2.000 son de nuevo ingreso), ha destacado la tendencia alcista del alumnado internacional: “En el mismo periodo, hemos duplicado nuestros alumnos internacionales, en torno a 2.300 este curso que empieza, procedentes de más de 70 países; y, de ellos, 570  son pre-graduados de nuevo ingreso”.

La vocación internacional de la CEU UCH también se ha materializado en las  alianzas con centros de Europa y EEUU, “que nos permitirán formar parte de consorcios para presentar proyectos de investigación dentro del Programa Horizonte 2020 de la Unión Europea y de los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos. Ofrecemos a nuestros investigadores la oportunidad de realizar estancias de investigación en centros de prestigio internacional y, con el Programa Visiting Scholars, pretendemos consolidarnos como centro receptor de investigadores relevantes en su área”, ha subrayado Visiedo.

Innovación para el progreso

“En este tiempo de cambio, nuestro tiempo, los individuos, las instituciones, las empresas y la sociedad en su conjunto, para sobrevivir tienen que aprender al menos a la misma velocidad con la que cambia el entorno y, para progresar, a más velocidad”, ha asegurado Rosa Visiedo. Y para el CEU, ha añadido, “innovar es la luz que ilumina este proceso de aprendizaje”.

“Hoy más que nunca, ha asegurado la rectora, resulta imprescindible impulsar en nuestros estudiantes una cultura del aprendizaje, la pasión por aprender, basada en la curiosidad, la experiencia de progresar, el sentimiento de autoeficacia. Es importante que sepan que van a tener que estar aprendiendo toda su vida, no solo laboralmente, sino personal, afectiva, técnicamente”.

“Hacer las cosas de otra forma no nos hace menos universidad, sino más”, ha afirmado la rectora, quien también ha recordado que todo lo que se hace “adquiere valor en tanto en cuanto se traslada a propuestas de acción al servicio de la sociedad”.

Durante su intervención, el Gran Canciller de la CEU UCH, Carlos Romero, ha puesto en valor los logros de la universidad durante el último curso, y ha recordado el carácter social de la Fundación, comprometida con la sociedad a la que sirve. Para finalizar, ha subrayado su vocación para “formar personas `útiles para la vida’, como decía el Padre Ángel Ayala, fundador de la ACdP en 1909, del que ahora celebramos el 150 aniversario de su nacimiento”.

Por su parte, la directora general de Universidad, Josefina Bueno, ha felicitado a la CEU UCH por los numerosos proyectos emprendidos por alumnos y profesores destinados a mejorar la sociedad.

Memoria y Lección Magistral

La sesión se ha iniciado con la lectura de la Memoria del Curso Académico 2016-2017, a cargo del secretario general de la Universidad, José Manuel Amiguet, que ha destacado el compromiso de la universidad por promover el talento a través de la inversión en becas de apoyo al estudio que han beneficiado a más de 1.400 estudiantes. “Entre ellos, ha afirmado, estudiantes con gratuidad total por las Becas CEU Merit Program. Jóvenes brillantes que no pagan nada por estudiar toda su carrera en la CEU UCH”.

Por su parte, la Lección Magistral de la apertura de curso, “Macroeconomía, finanzas e incertidumbre política”, ha sido dictada por el doctor Gonzalo Rubio, profesor de la Facultad de Derecho, Empresa y Ciencias Políticas. En su intervención, el catedrático ha abogado por que las autoridades políticas sean conscientes del gran impacto que las perturbaciones financieras tienen sobre la economía real.

“Deben vigilar de cerca el grado de aversión al riesgo agregado de la economía y no mantenerse al margen de las relevantes implicaciones que tiene el comportamiento contra-cíclico de la aversión al riesgo. Sus actuaciones sobre el control de la incertidumbre que afecte tanto a la economía como a la política sería un paso en la dirección correcta”, ha asegurado.

Innovadores y solidarios

Durante el acto de apertura, también se ha reconocido la labor de los miembros de la comunidad universitaria en varias áreas estratégicas de la Universidad CEU Cardenal Herrera: la innovación, la solidaridad y la divulgación de la investigación y el conocimiento.

El CEU ha reconocido la labor divulgadora de sus investigadores

Así, los Premios anuales a la Innovación y Mejora de la Docencia y los Servicios de la Universidad han distinguido en la Categoría “Innovación Docente” al proyecto Escuela de Salud, pionero en la Comunidad Valenciana, por su capacidad para generar nuevos espacios para el aprendizaje práctico de los estudiantes, que aúnan la formación en competencias técnicas destinadas a mejorar la sociedad a través de la educación para la salud de los ciudadanos.

La universidad también ha entregado un segundo premio ex aequo a los proyectos Keep Knowing: Una metáfora hacia la adquisición y retención del conocimiento Juntos en la excelencia: Aprendemos enseñando. Con dos menciones de honor para los proyectos Del aula a la práctica y Construyendo Redes.

En la Categoría de “Mejores Prácticas en los Servicios”, la CEU UCH ha entregado el premio ex aequo a los proyectos Simulaciones Accedepor su innovación como propuesta y el potencial de valor que puede aportar a los estudiantes en su formación en competencias transversales que mejoran su empleabilidad; y Base operativa del 360 Academic Program, una iniciativa transversal en la que participan varios servicios y tanto personas del PDI como del PAS. Asimismo, el jurado ha concedido una mención de honor en servicios al proyecto El taller experimental como herramienta para la cumplimentación del apartado Sistemas y Criterios de Evaluación de la Guía Docente.

En el plano de la solidaridad, la universidad ha reconocido la labor de las numerosas misiones humanitarias internacionales en las que participan sus estudiantes (Malawi, Filipinas, Senegal, Ghana y Nicaragua), así como las iniciativas de servicio social dentro de la Comunitat, entre las que se incluyen programas de acompañamiento y educación para la salud destinados a los mayores, personas con discapacidad o iniciativas formativas para niños pertenecientes a colectivos vulnerables.

Por último, la CEU UCH también ha galardonado el compromiso de los profesores con la divulgación y el acceso de los ciudadanos a la ciencia y el conocimiento.