La docente participó en un seminario de la University of California Riverside sobre la protección de los ríos Miño, Duero, Tajo y Guadiana

La profesora de Derecho Internacional de la Universidad CEU Cardenal Herrera en Elche, Adela Aura impartió un seminario sobre la regulación de los ríos hispano-lusos en la University of California Riverside (UCR), universidad puntera en Estado Unidos en investigaciones relacionadas con el agua dulce. En las sesiones de este seminario, la profesora Aura analizó la aplicación del Convenio de Albufeira sobre cooperación para la protección y el aprovechamiento sostenible de las aguas de las cuencas hidrográficas hispano portuguesas, en concreto sobre los ríos Miño, Duero, Tajo y Guadiana.

La profesora Adela Aura, especializada en la regulación del agua dulce e investigadora principal del Grupo de investigación ADEC (agua, derecho, economía, ciencias políticas y de la comunicación) de la Universidad CEU Cardenal Herrera, fue invitada por el centro de investigación Water Science and Policy Center (WSPC), especializado en materia de agua, desde una perspectiva interdisciplinar, creado en el año 2008 y dirigido por Ariel Dinar, donde impartió una charla a profesores e investigadores de la universidad en el seminario Spanish-Portuguese Albufeira Convention (el Convenio de Albufeira).

Tratados internacionales sobre el agua

El Convenio de Albuferia de 1998 persigue un triple fin: proteger los recursos hídricos, lograr su aprovechamiento sostenible y prevenir los riesgos que puedan afectar a las aguas o ser ocasionados por ellas, como las sequías y las inundaciones. Su ámbito, por tanto, es mucho mayor al de los anteriores tratados internacionales, limitados al aprovechamiento hidráulico de los tramos internacionales de los ríos. Este acuerdo supone, en este sentido, un avance significativo, ya que establece un marco para llevar a cabo una cooperación bilateral que permita, tanto a España como a Portugal, proceder a una mejor gestión de sus recursos hídricos y a su protección.

En el vigente Convenio hispano-luso las partes han realizado un reparto numérico del volumen de las aguas de los ríos Miño, Duero, Tajo y Guadiana, atendiendo a unos criterios que el propio Convenio determina. Así, se asignan, a Portugal (Estado de aguas abajo), ciertas cantidades volumétricas de agua que España (Estado de agua arriba), se obliga a garantizar. Este régimen de caudales, resulta obvio, es sólo un límite para España (únicamente condiciona y obliga al “Estado de aguas arriba”), y un beneficio para Portugal.

Para el Tajo, el caudal integral anual es de 2.700 hm3 en el Salto del Cedillo, cantidad sensiblemente menor que la establecida para los otros ríos. La explicación a ello, tal y como el propio Convenio indica, se debe a que “para el río Tajo, el régimen del Convenio de 1968 contempla ya la facultad de la transferencia por parte de España de aguas del río Tajo y sus afluentes hacia otras cuencas hidrográficas hasta el valor de 1.000 hm3/ año”.

Años “secos”

El convenio contempla un régimen de excepción para los años en los que la precipitación sea inferior a lo fijado, y si se declara dicha excepción España no tendría que facilitar el caudal fijado a Portugal. El régimen de excepción pactado en el Convenio debiera haber cubierto las “épocas de sequía”, pero en el año 2006 se vio que no lo hacía (y por eso el Convenio fue modificado con posterioridad)

El año hidrológico 2005/2006 fue el más seco de los 147 años de los que hasta entonces se tenían datos, y el trasvase Tajo-Segura se paralizó por primera vez en la historia. Sin embargo, ese año España no pudo declarar ningún periodo de excepción en la cuenca del Tajo, tuvo que cumplir con las cantidades volumétricas comprometidas con Portugal en su integridad, y para ello fue necesario recurrir al sistema de regulación y efectuar desembalses de aguas.

Posible renegociación con Portugal

El Convenio de Albufeira fue modificado en el año 2008, y a los caudales anuales se añadieron compromisos trimestrales y semanales; en coherencia con este nuevo régimen de caudales, también se modificó el precepto relacionado con el periodo de excepción.  El nuevo régimen pactado es más preciso que el anterior, y ha permitido a España declarar, el pasado mes de mayo, un periodo de excepción en el Tajo –el primero- (el año hidrológico 2011/2012 fue muy seco).

Aun así, consideramos que en un contexto de inseguridad climática como el actual, habría que reflexionar sobre si las cifras pluviométricas recogidas en el Convenio debieran ser renegociadas. A tal fin, el Grupo ADEC de la CEU-UCH está llevando a cabo un estudio al respecto.

Especialista en la regulación del agua dulce

Adela Aura, especializada en la regulación del agua dulce, es la Investigadora Principal del Grupo de investigación ADEC (agua, derecho, economía, ciencias políticas y de la comunicación) de la Universidad CEU Cardenal Herrera, que ha obtenido una mención honorífica al premio de investigación en la última edición de los premios Angel Herrera. Asimismo es coordinadora académica de la Cátedra FOSAMA de agua y energías renovables de dicha universidad. Ha dirigido, y coordinado, las dos ediciones de las Jornadas sobre «El agua en España, cuestiones jurídicas y económicas” que se han celebrado en Elche en los años 2009 y 2011.

Entre sus publicaciones destacan: la monografía La Regulación Internacional del Agua Dulce. Práctica española,Thomson-Aranzadi, 2008; «El agua en España: un análisis de las recientes reformas estatutarias desde el Derecho Internacional”, Anuario Español de Derecho Internacional, vol. XXIII, 2007, pp. 451-485; “La realización del principio de la utilización equitativa y razonable en la práctica fluvial hispano-lusa”, Revista Española de Derecho Internacional, vol. LIX (2), 2007, pp. 697-712; «El Derecho de los cursos de agua internacionales en el debate sobre el agua en España», en El Agua como factor de cooperación y de conflicto en las relaciones internacionales contemporáneas, Fundación IEA, 2009, pp. 249-260; “El Vigente Convenio de Albufeira y su Relación con los Artículos 5 y 6 de la Convención de Nueva York”, en Gestión sostenible de los recursos hídricos (Coordinadores: Julián Mora Aliseda, Fernando dos Reis Condesso, Betina Cavaco de São Pedro), Universidade Tecnica de Lisboa, 2010, pp. 319-340. Además, es la coordinadora y coautora de la obra colectiva titulada La Política comunitaria de aguas: marco de la acción estatal y autonómica, Dykinson 2012.

En la imagen, Adela Aura entre, Ariel Dinar y Kurt Schwabe, directivos del WSPC.