La cuarta entrega del programa «Innovando con el CEU» en Cope Castellón pone el foco en Píxel, un proyecto emblemático, premiado internacionalmente, que impulsa este campus junto a las asociaciones de pacientes de Castellón. Lo cuentan Paula Sánchez, vicedecana de Salud, y Constanza Mourin, estudiante de 2º de Medicina, del CEU de Castellón.

«Intentamos que sea un proyecto basado en el win to win; es decir, todos ganamos. Para nosotros, es indudable el aporte de valor que realizan las asociaciones para la formación de nuestro alumnado en esa competencia de comunicación eficaz que comentaba, y sobre todo, en valores. Las personas que conforman estas asociaciones son un ejemplo de esfuerzo y de superación. Y, por nuestra parte, ayudamos a las asociaciones a tener más visibilidad hacia la comunidad universitaria y la sociedad en general impulsando su divulgación», explica Paula Sánchez.

«Además, aportamos material de investigación sobre las patologías que afectan a sus usuarios, ya que los alumnos de primero de Enfermería realizan una revisión bibliográfica y realizan pósteres científicos que se donan a las asociaciones para su uso y difusión. Y los de segundo realizan prácticas en las asociaciones y les ayudan en la organización de botiquín o apoyando actividades de Educación para la Salud», prosigue la vicedecana.

«Por su parte, los estudiantes de Medicina, tras la interacción en las actividades con las asociaciones, identifican sus problemáticas y proponen soluciones. Y, finalmente, alumnos de ambas titulaciones acuden como voluntarios a las asociaciones que nos piden apoyo para eventos especiales», concluye.

‘Lo que más me ha gustado es poder entender su realidad escuchando las experiencias de las familias y darme cuenta de sus problemas’

Constanza, una de estas estudiantes, lo cuenta así: «Me ha parecido una experiencia muy enriquecedora, ya que he conocido nuevas enfermedades que no sabía que existieran, y además me ha dado una idea de lo que los pacientes y familiares han tenido que sufrir, y cómo han sido capaces de afrontar todos los problemas que les han ido surgiendo».  

«Posiblemente, lo que más me ha gustado es poder entender su realidad escuchando las experiencias de las familias dentro del sistema de salud y sus dificultades para obtener diagnósticos y tratamientos, para darme cuenta de los problemas que hay, y escuchar los consejos que ellas mismas nos daban a los estudiantes para poder solucionarlos. No solo se aprende de la experiencia propia, sino también de la de los demás», señala la futura médica. 

Artículo anteriorEn Onda Cero Castellón, «El valor del compromiso»: «JajajaProject»
Artículo siguienteMartes, 31 de mayo de 2022