La actividad se ha reanudado con una jornada de puertas abiertas con veterinarios equinos para informar sobre el enfoque clínico en el tratamiento de esta variante del herpesvirus equino, caracterizada por su especial agresividad

El Hospital Clínico Veterinario HCV CEU, de la Facultad de Veterinaria de la Universidad CEU Cardenal Herrera (CEU UCH) de Valencia, ha reabierto sus puertas, una vez superada la cuarentena preceptiva tras atender a 24 caballos afectados por el brote de rinoneumonía equina detectado en Valencia el 21 de febrero. Tras los tres procesos de desinfección realizados y certificados por una empresa externa acreditada, la actividad se ha reanudado con una jornada de puertas abiertas para veterinarios equinos. En ella, los especialistas del HCV CEU han presentado las características particulares y la especial agresividad de la variante de este brote de herpesvirus equino, así como el enfoque clínico ante la agudeza de los síntomas neurológicos que ha seguido el equipo del Hospital, que permitió dar de alta a un total de 18 caballos afectados por este brote.

Las profesoras y clínicas Ana Velloso, responsable del Área Equina del HCV CEU,María de la Cuesta, responsable de Medicina Interna del HCV CEU, han presentado la cronología y la casuística de los síntomas de los caballos tratados por rinoneumonía equina. También han facilitado a los veterinarios equinos asistentes a la jornada diversas recomendaciones para la prevención de futuros brotes y las medidas de actuación en caso de detección de un nuevo foco activo. En la jornada también han intervenido Lidia del Barrio y Marco Antonio Figoli, veterinarios del HCV CEU, para informar sobre el servicio de laboratorio externo y asesoramiento en interpretaciones analíticas del HCV CEU, al que pueden recurrir ante posibles casos futuros.

Los veterinarios asistentes han podido también conocer otros servicios del área equina del HCV CEU, como el de asistencia en campo para el apoyo al veterinario referente, así como las instalaciones para cirugías menores con pacientes en estación, el tratamiento de cojeras, el servicio de oftalmología o el servicio de rehabilitación equina del HCV CEU, todos ellos a disposición de los profesionales como centro de referencia próximo. Estas instalaciones fueron aisladas y destinadas exclusivamente a atender la crisis sanitaria causada por el brote de herpesvirus equino desde el 21 de febrero, fecha en la que se detectó el brote, hasta el 29 de marzo, día en que se dio de alta al último de los caballos afectados. En total el HCV CEU ha atendido en esta crisis a 24 caballos, de los cuales 17 requirieron atención en UCI equina por su estado crítico.

Parada biológica y vuelta a la actividad

El HCV CEU inició el 29 de marzo la fase de cuarentena o “parada biológica”, una vez dados de alta todos los caballos, buena parte de ellos procedentes de países como Alemania, Francia, Suecia o Bélgica. Según explica el director del Hospital, Felipe Ballester, “durante esta parada biológica se han realizado tres procedimientos de desinfección de todas las instalaciones equinas, que han sido certificados por una empresa externa acreditada. El resto de áreas del HCV CEU dedicadas al tratamiento de otras especies animales no tuvieron que interrumpir su actividad por la crisis equina, por lo que han seguido funcionando con normalidad durante todo este periodo. Ahora, también el área equina vuelve a su actividad normal, después de haber puesto al servicio de la sociedad todos sus recursos y su equipo humano para el tratamiento y la contención de este brote de rinoneumonía equina, por fin superado”.

 

Artículo anteriorAbel Baquero, en Onda Cero: “El potencial neurodegenerativo del fentanilo es mayor que el de otras drogas”
Artículo siguienteMartes, 20 de abril de 2021