• Héctor Molla, ex alumno de Magisterio del CEU y que ha superado un tumor cerebral, crea un manual interactivo para abordar la enfermedad oncológica infantil en el aula
Héctor Mollá, con su manual para profesores sobre el cáncer

Con apenas 20 años y recién iniciados sus estudios de Magisterio en la Universidad CEU Cardenal Herrera en Elche, a Héctor Mollá le diagnosticaron un tumor cerebral maligno. Durante más de dos años luchó contra esta enfermedad, venció, terminó su carrera universitaria y se centró en elaborar el manual «A tu alcance», un recurso interactivo para el profesorado cuando uno de sus alumnos es diagnosticado de cáncer. Anualmente en España, en torno a unos 1.000 niños y niñas de 0 a 14 años son diagnosticados de algún tipo de cáncer, y alrededor del 80% superan la enfermedad.

“Puede que surjan dudas respecto a cómo hacer frente a la enfermedad en varios ámbitos como el académico, el emocional, el familiar o el social, por lo que los docentes deben estar informados y preparados para afrontar la situación de manera positiva y eficaz, y lograr una adecuada coordinación, implicación e intervención en esta ruta con continuos altibajos”, asevera Héctor, que se empeñó en diseñar un recurso interactivo y visual sobre la relación del docente con los alumnos que padecen cáncer “porque es un tema tabú todavía y los manuales actuales lo abordan de una forma más teórica y centrado en las recomendaciones”.

Presentando el manual a estudiantes de Magisterio CEU

Incluido en el manual hay una entrevista de un caso real para facilitar la intervención e implicación del docente, así como un proyecto de actuación para los alumnos, que incluyen actividades genéricas que pueden adaptarse según las edades. Para facilitar su lectura tiene incorporado un CÓDIGO QR y enlaces web donde se ofrece más información y herramientas para tratar la situación. “El manual aporta seguridad y confianza al docente, favoreciendo también la inclusión del niño en clase. La idea es que el niño esté en contacto con el aula, aunque no esté en clase de forma presencial, teniendo siempre en cuenta sus posibilidades”, incide Héctor.

Una de las actividades interactivas y visuales para realizar con los niños y niñas en clase

Ocurre, además, que los profesores, según Héctor, pueden sentirse desubicados al principio cuando tienen que enfrentarse a una situación como esta y que afecta también a los otros niños y niñas de la clase. “Los docentes suelen tener dudas sobre todo a nivel informativo como, por ejemplo, los efectos que puede generar en el niño a nivel emocional, académico y cómo pueden sentirse los otros niños al conocer que un compañero padece la enfermedad del cáncer. Para trabajar con los niños, es importante que el docente observe el comportamiento de todos y comunicarse con la familia”.

Precisamente, el proyecto de actuación que ha diseñado Héctor en su manual está enfocado a gestionar, de manera proactiva y divertida los dos escenarios que se pueden dar: que el niño o niña diagnosticado se incorpore a las aulas una vez superada la enfermedad o que tenga que seguir la escolarización a través de la Atención Educativa Domiciliaria. En cualquier caso, “el propósito ya no tiene como meta principal que el niño supere el curso, sino garantizar su vuelta al ámbito escolar con la máxima motivación e ilusión por continuar mejorando”, insiste este apasionado del fútbol y del Elche CF, en particular.

Héctor, con sus compañeros del CEU después de superar su enfermedad