Alfredo Dagnino destaca la defensa de los valores del humanismo cristiano realizada por José María Aznar

19

El Gran Canciller de la CEU-UCH señala que los merecimientos del nuevo Doctor Honoris Causa “están en la raíz e inspiración fundacional del CEU”

Alfredo Dagnino, Gran Canciller de la Universidad CEU Cardenal Herrera.

El presidente de la Asociación Católica de Propagandistas y Gran Canciller de la Universidad CEU Cardenal Herrera, Alfredo Dagnino, ha destacado los merecimientos de José María Aznar en su investidura como Doctor Honoris Causa por esta Universidad. Entre ellos, Dagnino ha hecho especial mención a “su apoyo público, decidido e incondicional a las raíces cristianas de Occidente y a los valores del humanismo cristiano; su compromiso con la libertad frente a la acción perversa del terrorismo y su apoyo incondicional a la vida”.
“Estos justos merecimientos –ha señalado el Gran Canciller- están en la raíz e inspiración fundacional del CEU. Y así lo proclamamos de manera pública”. Alfredo Dagnino dio la bienvenida a José María Aznar “a esta Universidad y a esta gran familia del CEU a la que queda ligado desde hoy por derecho propio”. Y lo hizo recordando el carisma de esta institución, “obra de la Iglesia y al servicio de la Iglesia”: la formación de católicos para la vida pública.

Centenario de la ACdP
Recordando el centenario que este año celebra la Asociación Católica de Propagandistas, su actual presidente quiso destacar la figura de su fundador, Ángel Herrera Oria, y su defensa de un cristianismo que llegue a toda la sociedad, alentando a los católicos a estar presentes en la acción pública: “Hoy el CEU continúa con esa misión: estar presentes en la vida pública para servir al hombre y al bien común, a la Iglesia y a España”.
El Gran Canciller de la CEU-UCH también manifestó coincidir con José María Aznar en que España es, “en esta hora, motivo de preocupación”. “Están cambiando cosas esenciales, se pierden usos, tradiciones, modelos de vida; la política y la ideología lo invaden todo; se reabren viejas heridas”. Todo ello, unido a la “quiebra moral” de Occidente, sitúan a España “en una encrucijada similar a la vivida en la etapa de la Transición”. Ante esta realidad, Alfredo Dagnino señaló: “Urge una restauración de España, que pasa por afirmar las bases morales del bien común y por reconocer el valor humanizante del cristianismo en nuestra sociedad”.
Alfredo Dagnino cerró su discurso reiterando su agradecimiento al nuevo Doctor Honoris Causa “por su servicio a España con lealtad, abnegación y honradez” y por su apoyo “al reconocimiento público de las raíces cristianas de Occidente, su compromiso frente al terrorismo y su apoyo incondicional hacia las víctimas”.